84:: Arcade Fire ¿Bicentenario?
Editorial

Como todos ustedes saben, cada número de Marvin gira en torno a un tema que es abordado desde distintas disciplinas como son la música, el cine y el arte. Curiosamente, cuando decidimos que el tema de la presente edición sería el Bicentenario, varios colaboradores señalaron el riesgo de hacer un número oficialista sobre el tema. Sin embargo, desde un principio las cosas no iban por ahí. Aunque no hacemos una revista de “crítica política”, tampoco somos indiferentes a los temas de la agenda pública y por el contrario, tenemos presente la importancia del debate como medio para “oxigenar las neuronas”.

De ahí que algunos textos escritos a propósito de este número busquen ser un contrapeso ante una celebración sin motivos aparentes. La campaña mediática del Bicentenario intenta convencernos (sin éxito) de que el país es libre y soberano, mientras cada día nos demuestra lo contrario. Afortunadamente existen maneras de resistir desde otra independencia: la de la autogestión y la autonomía que sustenta expresiones artísticas con la dignidad de la que un político jamás podrá jactarse. Sin ese “mundo paralelo” nos sería imposible presentarte este mes a La Barranca, Chikita Violenta, Hello Seahorse!, SánchezDub, Stereo Total, Interpol, Blonde Redhead, Japandroids, Minus The Bear o Arcade Fire. Tampoco podrías conocer las rolas que los próceres nacionales tienen en sus iPods imaginarios, o enterarte de las películas que han sido censuradas por mostrar el México real, ese que nos demuestra que en el fondo, no hay mucho que festejar.

Vicente Jáuregui