Portadambn97

97:: Wilco

Hay algunos libros que son como fantasmas: su mensaje deja cicatrices imborrables. Es muy probable que la mayoría de nosotros hayamos escuchado sobre el Apocalipsis a muy temprana edad, cuando los demonios internos se encuentran en etapa de gestación. También es posible que al leer el último libro del Nuevo Testamento, su mensaje se haya revelado críptico e inverosímil. Más tarde durante la adolescencia, esa edad en que somos proclives a tragarnos cualquier charlatanería televisiva, bien pudimos engancharnos con algún “profeta” de moda, sin sospechar que el verdadero Apocalipsis es consecuencia de la estupidez humana. O ¿no somos nosotros mismos quienes apresuramos el colapso de la Tierra? El fin del mundo no es un problema real, simplemente porque no es humanamente posible anticiparlo con precisión, y en ese sentido, dejar de preocuparnos por mensajes dizque iluminados resulta una alternativa prudente. Preparamos una edición que echa mano de la ironía para abordar el tema del fin del mundo con ánimo desmitificador… si no me creen, vayan directamente a la página 80 y saquen sus propias conclusiones. Finalmente, para cerrar el año tenemos a Wilco en portada, una banda poco apreciada en México que sería pecaminoso no escuchar antes de que el fin del mundo nos alcance.

Vicente Jáuregui