ami2

Los Amigos Invisibles: Más de 20 años de pura gozadera

No es sencillo cumplir más de dos décadas sobre el escenario, algo que Los Amigos Invisibles jamás se imaginaron por allá de 1995 cuando David Byrne los fichó gracias a su extremo coqueteo musical de su debut A Typical and Autoctonal Venezuelan Dance Band. Todos hemos bailado alguna canción de su autoría, es por eso que el próximo 24 de agosto Kaiman Presenta a la banda junto a Bostich + Fussible en el Auditorio Nacional, para celebrar su extensa carrera como se debe. José Rafael Torres “El Catire” platicó con Marvin para saber más de esta nueva gira, así como de su percepción artística después de seis discos publicados y mucha gozadera para llevar.

TXT:: Pablo Pulido (@PabloPonciano)

 

Marvin: ¿Es difícil conservar sus raíces venezolanas durante el proceso de grabación en el extranjero?

José Rafael Torres: Nunca fue una separación tajante, hemos vivido fuera de nuestro país por mucho tiempo, pero tocamos allí constantemente. El hecho de residir en Estados Unidos no es razón para sentirnos ajenos a nuestra propia cultura, la inspiración surge naturalmente, sin pensar mucho en ello.

M: ¿Cuál crees que son los mayores obstáculos para la música latinoamericana?

JRT: Creo que géneros como el pop, tropical y balada, son los más representativos de este punto geográfico, pues abarcan un gran número de seguidores y tienen más chance de sobresalir;  pero cuando incursionas con el rock, toma mucho tiempo consolidarse, se necesita pasión, dolor y una convicción profunda para superar todos los retos en el camino.

No olvidemos que el objetivo principal es hacer música lo suficientemente buena para que la gente te siga, esto no quiere decir que te tienen que idolatrar por sólo tocar un instrumento, el público debe identificarse con lo que estás haciendo.

M: ¿En estos más de 20 años de carrera te has arrepentido o te gustaría cambiar algo del pasado?

JRT: Hemos tenido aciertos y desaciertos, pero pienso que los hemos hecho siguiendo nuestro corazón, o por lo menos con el corazón de la mayoría (risas). Los Amigos Invisibles tratamos de ser lo más democráticos posibles, si estamos haciendo alguna canción o proyecto, no implica que todos estemos de acuerdo, sino más de la mitad. Siguiendo esta filosofía de ser honestos con nosotros mismos, te das cuenta que no hay mejor forma de vivir la vida.

Me encantaría nunca haber cometido errores, pero supongo que es parte de la madurez, el proceso para llegar a ser una mejor persona. Yo te podría decir que no me arrepiento de nada, pero no sé, quizá no ahora porque estoy de muy buen humor (risas).

M: ¿En dónde crees que estarían Los Amigos Invisibles si David Byrne no los hubiese conocido?

JRT: ¡Simplemente no existiríamos! Actualmente estamos mucho más tiempo fuera de Venezuela que dentro de ella, de eso nos mantenemos. Si no hubiese existido esa internacionalización quizá no podríamos seguir viviendo de esto. Al tener un punto de vista más amplio, llego a imaginarme a los 70 años montado sobre una tarima como Paul McCartney. Si estuviera en Venezuela, no tendría esta ilusión.

M: “Mentiras” es todo un suceso en español, ¿cómo nace esta canción?

JRT: Todo comienza cuando Mauricio Arcas (percusiones) y Cheo (guitarra) estaban bebiendo cerveza después de un concierto en República Dominicana; empezó a amanecer y a Mauricio se le acercaron unas chicas venezolanas, se tomaron una foto y al poco tiempo la imagen se subió a internet. Al día siguiente, la que era su esposa en ese entonces, la encontró y le reclamó. Mauricio aseguraba que ese no era él, cuando la verdad era otra. Y bueno, de ahí viene la inspiración, además es un chiste sobre la fidelidad muy común en estos tiempos.

M: ¿Existe algún artista o banda que no toleren?

JRT: Me da pena porque muchos de ellos son profesionales y trabajan muy duro, pero si te dijera uno en particular que le va súper bien, pero no tenemos ni una remota idea de lo que hace sería Ricardo Arjona. Digo, Paulina Rubio no me gusta pero la entiendo, los Tigres del Norte tampoco pero los entiendo. Sin embargo, no logro comprender por qué la gente le encanta Arjona, pero al pana le va súper bien y lo felicito por eso.

M: Cada vez que entran al estudio, ¿qué tienen en mente, cuál sería su mensaje?

JRT: Principalmente las letras son de situaciones comunes, y creo que eso es muy importante, estar atento a lo que te pasa, y si eso te provoca algo, debes tomar un lápiz y comenzar a escribir inmediatamente. Los Amigos no componen de manera hipotética, el hubiera no existe para nosotros.

M: ¿Podrías explicar el concepto de la gira junto a Bostich + Fussible?

JRT: Es música moderna latinoamericana con raíces culturales propias de cada país, hemos visitado varias ciudades y pensamos que el mejor lugar para concluir esta serie de shows es el Auditorio Nacional. Queremos que el montaje del escenario sea especial, estamos en la búsqueda de invitados especiales para esa fecha pero aún no hay nada confirmado; el repertorio contendrá canciones emblemáticas de la banda y tal vez algo del nuevo material.

M: ¿Cuándo estará listo el próximo disco?

JRT: Lo más probable es que a principios de la primera mitad del 2013.