diciembre 13, 2011
Mamastróficos

Entrevista con Jesús Mora, tecladista de la banda

Marvin: Mamastróficos, ocho músicos con gustos e influencias diferentes, ¿hay una raíz, una esencia en Mamastróficos?


Jesús Mora: En cuestión de influencias y de los estilos que cada quien creció escuchando en casa. La mayoría de las familias de nuestros padres son músicos, entonces tuvimos acceso a escuchar música digamos de melómanos desde muy niños. Pero si existe un hilo conductor en todo son esas grandes bandas de rock con metales como Chicago, Earth Wind and Fire, Beatles, algunos están más cargados a la música clásica, otros al funk.


M: ¿Qué es ser un Mamastrófico?


JM: Significa dos cosas: una por el significado de la palabra, que para nosotros algo muy chingón, es una manera de decirlo, y también ser un Mamastrófico es llevar la bandera de la música genuina, honesta.


M: La música chingona…


JM:¡Sí, exacto! o la que nosotros consideramos. Cuando escribo canciones me doy cuenta de que hacer una canción pop a veces es mucho más difícil que hacer una muy rebuscada. Nos gusta hacer la música que nos encanta, pero filtrada a través de nuestra situación, nuestras circunstancias, nuestra época: eso es lo que tratamos de hacer.


M: En México es más común ver bandas clásicas de rock con guitarras, batería, bajo; o de ska y reggae con grandes secciones de metales, pero de funk no tanto ¿cómo se fueron integrando a la escena nacional?


JM: Ha sido a base de esfuerzo, de picar mucha piedra, de creer en nosotros mismos, en la música que estamos haciendo. Cuando arrancamos antes de que fuéramos ocho, le invertimos muchísimo tiempo a componer algo con lo que nos sintiéramos súper identificados y cómodos. Creo que esa es la bandera que llevamos por delante, hacer buena música. El show en vivo es muy superior a lo que escuchamos grabado, así es como nos hemos ido abriendo camino, sin preocuparnos de agradarle a un programador específico de radio, a alguna publicación o a una disquera.


M: ¿Cómo es un concierto ideal de Mamastróficos?

JM: Tratamos de volver el show sinónimo de fiesta, que la gente no sólo vaya a escuchar una o dos canciones buenas y se tenga que chutar una banda mal montada o improvisada. Preparamos muy bien todas las canciones, una estructura para el show, una dinámica hacia arriba que te lleve por varias emociones


M: Presentarse en el Metropólitan en los 20 años de los Amigos Invisibles ha sido su mejor experiencia en vivo,  ¿qué otro concierto los ha marcado?

JM: Ese y el primero en el que les abrimos tres años atrás, fue donde conocimos a Maurimixxx, que ahora produce nuestro disco. Tocamos en Pasagüero, en el Pata Negra, en Caradura… en todos esos lugares vamos coleccionando una, dos o cinco personas –si bien nos va–, pero la oportunidad de que nos pusieran a 4,000 de esas personas juntas fue súper trascendente, en ese sentido si ha sido el más importante. Regalamos mil discos, una edición especial de cartoncito y a partir de ahí mucha gente se ha inscrito a la página, es un parte aguas en la historia de la banda que nos impulsó.


M: ¿Sorpresas para el siguiente año?

JM: ¡Nos acaban de avisar que estaremos en el Vive Latino 2012 y estamos muy contentos!

 


 

TXT:: Arturo Enríquez.