junio 6, 2012
Mogwai: flotar en sonido

Fotos y reseña

“White Noise”, todo noise, hermoso noise… los primeros minutos del concierto de Mogwai fueron estremecedores, la atmosfera se inundó de inmediato de pesados sonidos, de ligeras guitarras de capas y capas, de profunda narrativa musical. Mogwai nos quería llevar algún lugar, y sabía que para hacerlo debía hacernos flotar.


“Rano Pano” fue el principio de la subida, una que se mantendría por la poco más de hora y media en la que Mogwai mantuvo el escenario. La calidad y nitidez que El Plaza Condesa fue capaz de brindar, fue algo en realidad impresionante; los bajos eran pesados golpes en una superficie acuosa, la batería era precisa, fuerte y dramática –con todo y el error–, las guitarras inesperadas y exactas, todo uniéndose en constante y deliciosa tensión.


Para cuando llegamos a “How to be A Werewolf”, la cosa era algo ceremonial, todos los asistentes nos encontrábamos en una especie de trance colectivo; pocas veces en México se puede ver a un público tan respetuoso, tan concentrado, basta decir que hasta los chicos de la cervezas susurraban su habitual grito de venta. Algunas lágrimas fueron derramadas, muchas sonrisas, y la ocasional expresión en blanco, la de que aquel que no puede creer la belleza que hace zumbar su odios, mover su pies y elevar su mente. “New Paths to Helicon Pt.1” en lo personal, pareció el punto más alto de la noche, sin embargo poco podíamos hacer para prepararnos para llegar al lugar al que “Mogwai Fears Satan” nos llevaría. Belleza total y mucho atasque.


Mogwai


El Plaza Condesa


FOT:: Daniel Patlán (@folkmetender)


TXT:: Jimena Gómez (@jimena_blue)