bb

Breaking Bad: Reseña de los dos primeros capítulos

Uno de los estrenos más esperados de la segunda mitad del año fue sin duda la 5ta temporada de Breaking Bad. El día de ayer se estrenó “Madrigal”, el segundo capitulo de esta temporada que está arrasando en los Estados Unidos con un total de 3.5 millones de televidentes; un millón más que en la temporada pasada.

Las personas que no se habían clavado en la serie tienen todavía un largo y divertido camino que recorrer para llegar a estos últimos dos capítulos que sin duda han llenado las expectativas hasta de los fans más exigentes.

Después del duro y emocionante final de la 4ta temporada en el que Hector Salamanca (actuado por Mark Margolis), antiguo jefe de un cartel mexicano, se asocia con su enemigo Walter White (Bryan Cranston) para matar a Gustavo Fring (Giancarlo Esposito) bajo el lema “los enemigos de mis enemigos son mis amigos”, AMC regresó con la última parte de la historia de esta serie.

“Live Free or Die” es el título de este primer capítulo en el que el creador de la serie, Vince Gilligan, continúa con el relato de los sucesos de la 4ta temporada después del asesinato del dueño de “Los Pollos Hermanos”, y nos esclarece algunas dudas que quedaron abiertas en la temporada pasada.

Descubrimos por ejemplo que Brock –el hijo de la novia de Pinkman– realmente no se envenenó con el cigarro en el que Walter había escondido la resina que Jesse Pinkman (Aaron Paul) planeaba usar para envenenar a Gus; el niño realmente fue víctima de un plan muy bien elaborado por el señor White para tener a Pinkman de su lado.

Además Walter y Jesse se tienen que aliar con el antiguo investigador y jefe de seguridad de Gus, Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks), para destruir la evidencia de su colaboración en esta organización criminal, ya que todos habían sido captados por las cámaras de seguridad que Gus había instalado en la lavandería -fachada para la producción de la famosa metanfetamina azul–.

En el segundo episodio de la temporada+, la serie continúa como todos esperábamos: Walter, Jesse y Mike se asocian para reanudar la producción de metanfetamina y cubrir la gran demanda del mercado que ahora se encuentra desocupado gracias al asesinato de Gustavo Fring.

Al igual que a lo largo de las cinco temporadas, Walter sigue ascendiendo en el negocio del narcotráfico además  de que su personalidad se va haciendo más fuerte y en algunos sentidos hasta parecida a la de Gus. Además, Walter ya no es ese maestro de química asustado, inseguro e inexperto que empezó a producir metanfetamina en una RV, si no que gracias a su experiencia en el laboratorio profesional que les brinda Gus, tiene todo el potencial para suplir la gran demanda de esta droga y establecerse como el jefe de un cartel profesional de drogas que opera en los Estados Unidos y no en el extranjero; teniendo así una ventaja logística y de seguridad frente a sus rivales.

Esperamos con ansias el próximo domingo para ver el estreno del tercer capítulo de esta serie cruda, y hasta cierto punto realista, que ha llegado para convertirse en un clásico.

TXT: Sebastián Romo